Archivo de la etiqueta: rrhh

Redes sociales: TODO comunica

Ayer leía en el Diario Metro un artículo en el que se decía que un 34% de las empresas ha rechazado a un candidato tras ver las fotos que ha colgado en su perfil de Facebook o MySpace.

Y es que realmente, todo comunica.
No sólo es importante el currículum a la hora de buscar trabajo, sino también el tipo de vida que uno lleve fuera de la jornada laboral y su comportamiento en su vida privada. Las empresas también se interesan en estos datos puesto que les llevan a saber con qué tipo de personas están tratando.
Además, con todos los medios que tenemos hoy en día para acceder a los datos de los demás, nunca sabes quién va a ver todo aquello que hay de ti en la red, por mucho que uno establezca ciertos filtros de privacidad.

Podéis ver el artículo en el archivo adjunto.

Artículo pdf

El estrés y la mala comunicación

Ayer en el World Trade Center de Barcelona, la Asociación Española de Directivos, junto con el Grupo Select, organizaron una conferencia bajo el tema “¿Controlamos el estrés?”.

Miquel Bonet, director de comunicación de Grupo Select y coautor del libro “¡Qué estrés!”, centró su discurso en la influencia que la mala comunicación puede tener en las personas, especialmente en el ámbito laboral. Partiendo de la afirmación de Peter Drucker, de que “el 60% de los problemas empresariales se produce como consecuencia de la mala comunicación”, Miquel Bonet apuntó algunas de las causas que pueden derivar en situaciones estresantes, como pueden ser el mal diseño del trabajo, a veces excesivamente monótono, el ritmo frenético y el poco descanso. La segunda causa es la mala comunicación interpersonal, ambientes contaminantes, o la carencia de apoyo entre compañeros y supervisores. Otros factores son las funciones laborales y expectativas mal definidas, los objetivos imposibles y el exceso de responsabilidad. Otras causas pueden ser las preocupaciones de desarrollo personal, la inseguridad, o la poca definición de posibilidades de desarrollo profesional. Los condicionantes ambientales deficientes, desagradables o peligrosos, el exceso de ruidos, la contaminación ambiental y los problemas ergonómicos, son otras situaciones que Bonet ha descrito como estresantes en el mundo laboral. Finalmente, en cuanto a las causas, el ponente ha apuntado la indefinición de valores corporativos, la falta de reconocimiento y la poca conciliación laboral y familiar como desencadenantes del estrés entre los trabajadores.

Bonet manifestó que cierto nivel de estrés es positivo para la vida diaria puesto que empuja a una jornada activa y productiva, pero los problemas empiezan cuando se produce un exceso de estrés o se prolonga en el tiempo puesto que llega a dificultar la comunicación. Apuntó algunos problemas causados por el exceso de estrés: se limita la capacidad para recibir nueva información y cuesta más trabajo fijar la atención. Un segundo problema es que las instrucciones que pueden dar los directivos no son claras, resultando rápidas y poco precisas, de tal manera que el equipo no entiende y únicamente siente la presión “de arriba”. El tercer problema, manifestó, es que los receptores acaban estando a la defensiva, se rompe el vínculo de confianza con los demás y se distorsiona el hilo de la comunicación, contribuyendo a bajar la productividad y responsabilidad individual, afectando en la relación con el cliente.

Para combatir y afrontar el estrés en el entorno laboral, Miquel Bonet recomendó analizar y clarificar las funciones de cada uno, mejorar el clima por la vía de la participación, generar “amortiguadores” del estrés y modificar entorno físico de trabajo. Otros consejos fueron los de gestionar bien el propio tiempo, ser asertivo y aprender a discutir con una adecuada inteligencia emocional.

Generación Y

A continuación de la sesión que impartí en Madrid sobre las nuevas tecnologías, dedico este post a los asistentes, a propósito de un coloquio que tuvimos sobre la Generación Y. Reproduzco parcialmente aquí algunos párrafos de un artículo que he recibido hoy de los profesores Pin, Stein y García-Lombardía:

Actualmente, en las empresas trabajan y conviven cuatro generaciones diferentes; juntas cubren un rango de edad de más de cuarenta años: todo un reto para los directivos y profesionales de RRHH. Para gestionar adecuadamente la convivencia de estas generaciones, es necesario conocer cómo son y qué les motiva, en especial al grupo más joven: la denominada Generación Y. Comprender a esta nueva generación es crucial para conocer la sociedad del futuro.

Desde un punto de vista comercial, la supervivencia de muchas empresas dependerá de lo bien que sepan entender y adaptarse a la Generación Y, así como de su capacidad para hacerles llegar sus mensajes publicitarios.

¿Quiénes se encuentran en esta generación del siglo XXI? Allí están los nacidos alrededor de los años ochenta y noventa, jóvenes que sólo conocen la democracia. Son cortoplacistas: quieren las cosas “ya” y “ahora”. Son una generación de resultados, no de procesos. Tienen un alto nivel de formación y están acostumbrados a los cambios. Son silenciosos, pero contundentes; saben lo que quieren y directamente lo ejecutan desde los blogs de Internet y los SMS.

¿Cómo atraer a la Generación Y? Dan mucha importancia a la flexibilidad laboral y a la conciliación entre la esfera profesional y personal. Esperan que el trabajo les proporcione oportunidades de aprendizaje y desarrollo; que les ofrezca una comunicación abierta y fluida; y que respete su estilo de vida. Creen más en la colaboración y la toma conjunta de decisiones que en la jerarquía. Buscan un entorno de trabajo agradable, que fomente las relaciones sociales.

Son personas emprendedoras y con capacidad para resolver problemas. Valoran positivamente los entornos laborales que impulsan y premian la iniciativa. Se desenvuelven bien en entornos creativos y con las nuevas tecnologías; se trata de la primera generación de la historia que ha crecido con ellas. Internet forma parte de sus rutinas vitales y condiciona sus hábitos de vida. Tienen acceso a la información como nunca antes se había dado”.

Seguiremos con el tema ya que da para bastante…

Gracias por la foto Claudio!